El ser humano es complejo y puede  tener síntomas en sus diferentes manifestaciones:

Pensamiento. La parte más cognitiva, lo que nos decimos a nosotros mismos sobre todo lo que sucede interna  y externamente, nuestro diálogo interior. El mundo de creencias, cómo interpretamos y leemos la vida.

Emoción. El mundo de los sentimientos. La parte más emocional de la persona, lo que solemos llamar coloquialmente como el corazón, lo que nos hace concluir que somos felices o infelices. Las emociones principales son: alegría, tristeza, miedo, cólera, asco, vergüenza, amor y sorpresa.

Sensación corporal. Es el lugar o lugares donde sentimos corporalmente nuestros pensamientos y emociones. Sería la manifestación fisiológica o corporal.

Conducta motora. Aquello que hacemos o dejamos de hacer.

Somos un todo complejo indivisible donde todos estos elementos suelen estar muy interconectados unos con otros, existiendo una influencia recíproca. En la terapia intentaremos descubrir todos estos elementos y modificar aquellos que molesten, que sean inadecuados y nos alejen de la salud y del bienestar emocional.